10 Feb
2016

Bizcocho de té verde al limón
Imprimir receta
¿Estás cansado del típico bizcocho de yogur? ¿Necesitas un giro al clásico bizcocho de semillas de amapola? ¿Te gustan los sabores delicados? ¡Este bizcocho es para ti!
Raciones Tiempo de preparación
5 personas 25 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
50 minutos 45 minutos
Raciones Tiempo de preparación
5 personas 25 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
50 minutos 45 minutos
Bizcocho de té verde al limón
Imprimir receta
¿Estás cansado del típico bizcocho de yogur? ¿Necesitas un giro al clásico bizcocho de semillas de amapola? ¿Te gustan los sabores delicados? ¡Este bizcocho es para ti!
Raciones Tiempo de preparación
5 personas 25 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
50 minutos 45 minutos
Raciones Tiempo de preparación
5 personas 25 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
50 minutos 45 minutos
Ingredientes
Raciones: personas
Instrucciones
  1. Comenzaremos precalentando el horno a 180ºC, y embadurnando el molde con mantequilla y harina (lo justo para evitar que se pegue el bizcocho).
  2. En un bol mediano, mezclaremos la harina, levadura y sal.
  3. En otro bol, más grande que el anterior, mezclaremos el yogur con el azúcar, huevos, ralladura de limón y vainilla. Es importante batir bien hasta que esté todo bien integrado.
  4. A continuación incorporaremos la harina con la levadura a la mezcla del apartado anterior, poco a poco y batiendo constantemente para evitar la aparición de grumos.
  5. Por último, añadiremos las hojas de té trituradas y seguidamente el aceite. Puede costar un poco ligar el aceite, pero batiendo insistentemente no debería dar demasiados quebraderos de cabeza.
  6. Por último, hornearemos durante 50 minutos a 180ºC, comprobando el centro a los 20 y 40 minutos pinchando con un tenedor.
Notas de la receta

¿Te gustaría que el bizcocho quedase aún más esponjoso? Prueba a separar las yemas de las claras en el paso 3. Monta primero las claras a punto de nieve, para añadir seguidamente el azúcar hasta que quede bien ligado. Mezcla las yemas con el resto de ingredientes del paso, y sigue el resto de pasos normalmente. Asegúrate de incorporar las claras montadas a la mezcla final (yemas, harina, té y aceite), batiendo continuamente con varillas. ¡Garantizado!

¿No sabes cómo conseguir un polvo fino de té verde? Prueba a combinar un mortero con un colador. Así podrás evitar esos molestos palitos que vienen con las hojas.

Comparte esta receta