24 Sep
2018

Guisantes a la catalana
Imprimir receta
Los guisantes rara vez gozan de protagonismo en un plato con carácter propio. Quizá sea mi percepción, pero cuando los pienso, casi siempre es acompañando a algún guiso de verduras (ternera a la jardinera, carne en salsa, carrillada...) o como complemento (ensaladilla rusa, aspics de verduras, cocidos...). O aún peor, hervidos como acompañamiento sin ningún tipo de atractivo. En esta ocasión os traigo un plato cargado de sabor, con muchísimos matices y facilísimo de preparar.
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 20 minutos
Tiempo de cocción
45 minutos
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 20 minutos
Tiempo de cocción
45 minutos
Guisantes a la catalana
Imprimir receta
Los guisantes rara vez gozan de protagonismo en un plato con carácter propio. Quizá sea mi percepción, pero cuando los pienso, casi siempre es acompañando a algún guiso de verduras (ternera a la jardinera, carne en salsa, carrillada...) o como complemento (ensaladilla rusa, aspics de verduras, cocidos...). O aún peor, hervidos como acompañamiento sin ningún tipo de atractivo. En esta ocasión os traigo un plato cargado de sabor, con muchísimos matices y facilísimo de preparar.
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 20 minutos
Tiempo de cocción
45 minutos
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 20 minutos
Tiempo de cocción
45 minutos
Ingredientes
Raciones: personas
Instrucciones
  1. Comenzamos poniendo el bacon a fuego medio, para que vaya soltando grasita poco a poco. Mientras, picamos la cebolla y el ajo muy finos, para incorporarlos en cuanto el bacon empiece a tomar color.
  2. Dejamos la cebolla y el ajo pochando a fuego medio con el bacon, y mientras tanto lavamos los guisantes en caso de que sean de lata y los dejamos preparados. Cuando la cebolla y el ajo vayan poniéndose de color dorado, añadimos el laurel y la hierbabuena.
  3. Es importante dejar que la cebolla vaya soltando jugo. En cuanto esté dorada, añadimos el moscatel y el pimentón, y removemos para integrarlo muy bien. Ahora solo queda añadir los guisantes y dejarlos hirviendo a fuego medio hasta que el caldo se consuma y los guisantes se ablanden.
  4. Ten en cuenta que al reducirse, el plato final estará más salado. Por ello, te recomiendo que incorpores la pimienta y la sal a mitad de cocción. En caso de que se consuma todo el moscatel y los guisantes continúen duros, puedes añadir un poquito de agua, preferiblemente caliente para no cortar la cocción
Notas de la receta

Puedes sustituir el bacon por jamón y los guisantes por habitas baby. También, si tu sartén está muy vieja o el antiadherente se marchó a por tabaco y nunca regresó, puedes ayudar a la grasita del bacon incorporando una cucharada de aceite de oliva. Asegúrate de hacerlo poco antes de incorporar la cebolla, ya que el bacon podría empezar a saltar.

Comparte esta receta
23 Sep
2018

Curry de pollo con rovellones
Imprimir receta
Siguiendo con la línea de platos que llevar a la ofi, es el turno ahora del curry de pollo con rovellones. En general es un plato muy versátil que soporta muy bien los cambios que queramos meterle: cambiar pollo por cerdo, rovellones por champiñones... Incluso hay algún ingrediente que puede ser opcional. Eso sí: ¡no esperes que quede igual! 😛
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 25 minutos
Tiempo de cocción
30 minutos
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 25 minutos
Tiempo de cocción
30 minutos
Curry de pollo con rovellones
Imprimir receta
Siguiendo con la línea de platos que llevar a la ofi, es el turno ahora del curry de pollo con rovellones. En general es un plato muy versátil que soporta muy bien los cambios que queramos meterle: cambiar pollo por cerdo, rovellones por champiñones... Incluso hay algún ingrediente que puede ser opcional. Eso sí: ¡no esperes que quede igual! 😛
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 25 minutos
Tiempo de cocción
30 minutos
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 25 minutos
Tiempo de cocción
30 minutos
Ingredientes
Raciones: personas
Instrucciones
  1. Añadimos el ajo picado menudo a una sartén con aceite de oliva caliente. Cuando empiece a estar de color amarillo pálido/dorado, añadimos seguidamente la cebolla picada, también muy menuda, y dejamos a fuego medio durante unos 5 o 10 minutos, o hasta que esté pochada.
  2. Mientras se hace la cebolla, preparamos la pechuga de pollo para cortarla a tiras o cubos, salpimentamos y añadimos cuando la cebolla esté lista. Podemos subir el fuego a medio-alto, con cuidado de no quemar al cebolla.
  3. Paralelamente al pollo (importante removerlo de vez en cuando para que selle completamente), vamos quitando los tallos de los rovellones y cortándolos en cuartos. Cuando el pollo esté sellado, los añadimos, Si tenemos la posibilidad de tapar la olla, es interesante hacerlo para que ablanden más rápido.
  4. Cuando los rovellones empiecen a soltar agua, añadimos las especias y nos aseguramos de que se mezclan bien con el jugo que va quedando en la sartén. Una vez integradas, añadimos el caldo y la leche, bajamos a fuego medio de nuevo, removiendo ocasionalmente.
  5. Cuando el líquido empiece a consumirse hasta dos tercios/un tercio del original, estará listo. Dependiendo de si nos gusta más suelto o con más salsa, podemos dejarlo más o menos tiempo.
Notas de la receta

Idealmente, este plato puede acompañarse con arroz integral o quinoa, preferiblemente, ya que aportarán matices de sabor y textura interesantes. No obstante, puedes acompañarlo con lo que quieras, o aprovecharlo como relleno de empanadillas. ¿Se te ocurre alguna idea? ¡No dudes en compartirla en los comentarios! 🙂

Comparte esta receta
17 Abr
2018

Pollo al ras el hanout
Imprimir receta
Una receta alternativa para darle a la pechuga de pollo todo el sabor que se merece. ¡Te encantará si te gustan los contrastes!
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 15 minutos
Tiempo de cocción
40 minutos
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 15 minutos
Tiempo de cocción
40 minutos
Pollo al ras el hanout
Imprimir receta
Una receta alternativa para darle a la pechuga de pollo todo el sabor que se merece. ¡Te encantará si te gustan los contrastes!
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 15 minutos
Tiempo de cocción
40 minutos
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 15 minutos
Tiempo de cocción
40 minutos
Ingredientes
Raciones: personas
Instrucciones
  1. Comenzaremos precalentando el horno a 220ºC, de forma que mientras preparamos la pechuga este vaya cogiendo temperatura.
  2. Limpiamos bien las pechugas y las fileteamos para que tengan un dedo de grosor aproximadamente.
  3. En un cuenco, mezclaremos las especias hasta tener una pasta uniforme, con la que untaremos los filetes hasta que queden bien embadurnados. Reservamos.
  4. A continuación trocearemos la cebolla en medios aros y la manzana en gajos de medio dedo de espesor aproximadamente.
  5. Colocamos la cebolla y la manzana en una fuente para horno con unos cuatro dedos de profundidad, a modo de lecho. Añadimos la pechuga sazonada, y colocamos algo más de cebolla encima del pollo. Finalmente, añadimos un vaso de vino y metemos en el horno durante 40 minutos o hasta que al abrir la pechuga quede blanca en el interior.
Comparte esta receta