4 Ago
2016

Ensalada de lentejas
Imprimir receta
Una receta fresquita para el verano, cortesía de mi señora madre :) Tradicionalmente las lentejas se han servido guisadas o estofadas, pero no hace falta mencionar que con 40ºC poco apetecen los platos de cuchara. ¿Cómo seguir comiendo legumbres (y recortar en calorías) en verano? ¡Aquí la solución!
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 20 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
20 minutos 1 hora
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 20 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
20 minutos 1 hora
Ensalada de lentejas
Imprimir receta
Una receta fresquita para el verano, cortesía de mi señora madre :) Tradicionalmente las lentejas se han servido guisadas o estofadas, pero no hace falta mencionar que con 40ºC poco apetecen los platos de cuchara. ¿Cómo seguir comiendo legumbres (y recortar en calorías) en verano? ¡Aquí la solución!
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 20 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
20 minutos 1 hora
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 20 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
20 minutos 1 hora
Ingredientes
Raciones: personas
Instrucciones
  1. Comenzamos poniendo las lentejas en una olla con agua. A fuego medio, esperamos hasta que el agua empiece a hervir, y acto seguido las retiramos. Escurrimos las lentejas, desechando el agua de cocción, y las pasamos por agua muy fría.
  2. Volvemos a colocar las lentejas en la olla, esta vez con un par de dedos de agua por encima de las mismas. Las dejamos a fuego medio-bajo hasta que rompan a hervir, y las vamos probando de vez en cuando hasta que estén al dente, pero no demasiado duras.
  3. Una vez tengamos las lentejas en el punto que nos guste, las reservamos y dejamos enfriar en un recipiente hondo. Incluso podemos meterlas al frigorífico cuando estén templadas.
  4. Una vez estén frías, podemos empezar a preparar el resto de ingredientes. Lavamos el tomate, la cebolla, el pimiento y el aguacate, y los cortamos en daditos o en trozos pequeños-medianos, pero no demasiado picados; y se lo añadimos todo a las lentejas.
  5. Escurrimos muy bien el atun, lo deshacemos con un tenedor y lo añadimos.
  6. Aderezamos la ensalada con aceite, vinagre, sal y albahaca, al gusto.
Notas de la receta

Es una receta simple y sencilla, que también puede hacerse con otras legumbres: incluso las legumbres en conserva pueden servir, siempre y cuando las enjuaguemos bien para disimular el sabor del conservante.

Además del atún, podemos usar salmón ahumado, u otras conservas como melva o caballa. ¡No dejes de probar nuevas combinaciones!

Comparte esta receta

3 Ago
2016

Merluza a la parmesana con salsa del piquillo
Imprimir receta
Otra cena de las que se hacen en 20 minutos con lo que podamos tener en la nevera. ¡Y con una salsa que no dejará indeferente a nadie! ;)
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 5 minutos
Tiempo de cocción
20 minutos
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 5 minutos
Tiempo de cocción
20 minutos
Merluza a la parmesana con salsa del piquillo
Imprimir receta
Otra cena de las que se hacen en 20 minutos con lo que podamos tener en la nevera. ¡Y con una salsa que no dejará indeferente a nadie! ;)
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 5 minutos
Tiempo de cocción
20 minutos
Raciones Tiempo de preparación
2 personas 5 minutos
Tiempo de cocción
20 minutos
Ingredientes
Raciones: personas
Instrucciones
  1. Tras limpiar la merluza y quitar bien la piel y espinas, espolvoreamos por todos lados con parmesano, de forma que nos aseguremos de que queda completamente cubierta con el queso. Podemos añadir algo de pimienta blanca, si nos gusta.
  2. Colocamos la merluza en una fuente de cristal, y la metemos en el horno a 180ºC durante 15-20 minutos.
  3. Mientras se hace, colocaremos los pimientos escurridos junto con los anacardos en un vaso de batidora. Es importante que quede muy triturado, pero es posible que nos guste que quede algún trozo del fruto seco más visible. Podemos hacerlo batiendo en dos tiempos.
  4. Una vez la merluza esté lista, solo tendremos que emplatar y verter la salsa por encima. ¡Que aproveche!
Comparte esta receta

1 Mar
2016

Crema de champiñones y calabacín
Imprimir receta
¿Quién no ha probado alguna vez una crema de calabacín? Suave y calentita, ideal para esos días de invierno u otoño. En esta ocasión, presentamos un ligero "twist" a la receta tradicional, eliminando la nata y añadiendo champiñones. ¡Cambia completamente!
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 25 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
30 minutos 5 minutos
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 25 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
30 minutos 5 minutos
Crema de champiñones y calabacín
Imprimir receta
¿Quién no ha probado alguna vez una crema de calabacín? Suave y calentita, ideal para esos días de invierno u otoño. En esta ocasión, presentamos un ligero "twist" a la receta tradicional, eliminando la nata y añadiendo champiñones. ¡Cambia completamente!
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 25 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
30 minutos 5 minutos
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 25 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
30 minutos 5 minutos
Ingredientes
Raciones: personas
Instrucciones
  1. Primero cubrimos con aceite la superficie una olla (¡solo cubrir!), para incorporar seguidamente el puerro cortado en rodajas. Mareamos hasta que el puerro tome un color dorado.
  2. Tras desechar los tallos de los champiñones y lavarlos, los vamos rompiendo con las manos y echando en la olla. A continuación, añadimos los champiñones y dejamos mareando hasta que suelten agua y se evapore parte.
  3. Acto seguido, añadimos el calabacín cortado a trozos y mareamos un poco. Finalmente, cubrimos con agua y añadimos la pastilla de avecrem desmenuzada.
  4. Dejaremos todo al fuego removiendo ocasionalmente durante unos minutos, para que el calabacín se reblandezca. Cuando esto suceda, apartamos la olla del fuego y procedemos a batirlo todo muy bien, de forma que quede una crema espesa y fina.
  5. [Opcional] A la hora de servirlo, podemos añadir lascas de queso parmesano, o simplemente en polvo.
Notas de la receta

Como ves, se trata de una receta sencilla y rápida con un coste reducido. Antes de batir, se puede reservar en la olla hasta la hora de comer sin ningún problema. Además, si haces más, no tendrás ningún problema congelándola.

¿No tienes ningún puerro a mano? ¡No hay problema! Media cebolla picada muy fina dará un resultado similar.

Comparte esta receta